Básicos del financiamiento automotriz

Financiamiento auto

¿Estás pensando comprar un coche por medio de un financiamiento? Te decimos todo lo que necesitas saber  

Financiamiento auto

Hacer uso de un financiamiento es una  buena alternativa para adquirir un vehículo sin necesidad de descapitalizarse. Sin embargo, contratar un financiamiento automotriz es un compromiso a mediano plazo, por lo que es necesario entender los términos básicos que determinan sus condiciones, así como contar con asesoría profesional para que, con base en la situación financiera y capacidad de pago de cada persona, se obtenga el esquema de financiamiento adecuado.

En México, cerca de la mitad de los vehículos nuevos que se venden cada año, son adquiridos a través de un financiamiento. Para aquellas personas que han decidido hacer uso de este recurso, Daimler Financial Services México, nos da unas recomendaciones básicas para elegir la opción más flexible y al alcance,  dependiendo del caso de cada persona.

Crédito directo: Es la opción más común; a través de ella la institución financiera realiza el préstamo de una cantidad de dinero para adquirir un vehículo. Hay plazos desde 13 hasta 60 meses, de acuerdo a las necesidades del cliente. Este producto financiero permite adquirir un vehículo nuevo o seminuevo con un mínimo de inversión, asegurando pagos fijos.

Arrendamiento financiero: Este producto otorga el uso temporal de un vehículo nuevo por un período estipulado por contrato. El cliente liquida en pagos parciales el valor de adquisición de la unidad y al término del plazo convenido, existe la opción de comprarla a un precio preferencial.

Arrendamiento puro: Se paga una renta mensual por el uso o goce de un vehículo por un período determinado. El vehículo es propiedad de la financiera y al término del contrato se puede realizar una prórroga o simplemente devolver la unidad. Al igual que el arrendamiento financiero, aplica sólo en unidades nuevas.

Tasa de interés ordinaria: Es el costo que se debe pagar por el dinero otorgado en préstamo. Está expresada en un porcentaje sobre el capital o monto del crédito.

Plazo: Tiempo legal, establecido por contrato, en el que estará vigente el crédito o arrendamiento.

Enganche: Anticipo que se debe pagar al concesionario para adquirir un vehículo por medio de crédito.

Comisión de apertura: Monto que la entidad financiera percibe en el momento de la concesión de un crédito o préstamo. Su valor está en función del importe de la operación y puede tratarse de un valor ya establecido o bien calcularse como un porcentaje.

Interés moratorio: Cargo adicional que se cobra a un cliente por no cumplir en tiempo (conforme a lo establecido al inicio del contrato) con el pago de la mensualidad o renta de su crédito. Se genera a partir del siguiente día de la fecha de vencimiento del pago.

 


?